Archivo etiqueta la confianza y la transformacion

LA CONFIANZA Y LA DUDA ,EL DILEMA EN LA TRANSFORMACION

“Las sociedades en formación expresan su ansia de una conducta ideal de sus miembros a través de reglas”
B. F. Skinner

Todo terapeuta transformador es como un medico obstetra, pues, te ayuda a renacer, a través de un nuevo nacimiento, la misma relación existe entre un maestro espiritual y un discípulo.

Un discípulo tiene que confiar, no puede dudar, si duda, no puede mostrarse ante su maestro tal cual es, pues, cuando dudas de alguien, te cierras, no puedes expandirte, porque no sabes que te va a hacer ese extraño, tienes que protegerte, tienes que crear una mascara o una armadura.

Con un maestro tienes que dejar caer la armadura completamente, es una necesidad, pues, la apertura tiene que ser total, de lo contrario, nada sucederá.

Se hace necesaria una confianza total para que los secretos sean revelados, pero si te estas escondiendo, quiere decir que estas peleando con tu terapeuta, entonces, no se puede hacer nada en ese momento.

Luchar con tu terapeuta no es la vía, pues, mientras eso sucede, no habrá confianza y por tanto, no habrá entrega, cosa similar a lo que esta pasando en el mundo de hoy.

Algunas cosas han contribuido a eso, como el hecho de que hace 3 siglos, al hombre se le ha enseñado a ser individualista, egoísta, al hombre se le ha enseñado a no rendirse, sino a pelear, a no obedecer, sino a rebelarse, al hombre se le ha enseñado a no confiar, sino a dudar.

Existe una razón para ello y es que la ciencia crece a través de la duda, es escéptica, no funciona a través de la confianza, sino, a través de la lógica, del argumento de la duda, cuanto mas dudas, eres más científico, camino totalmente inverso al camino religioso, la religión y una buena relación humana funciona, a través de la confianza.

La ciencia ha realizado milagros y esos milagros son visibles, en cambio, la religión ha realizado milagros, pero esos milagros no son visibles, pero tu no tienes ojos para ver aquello que es invisible, para sentir lo mas interno, lo desconocido. Por eso es que solo los ojos que confían, poco a poco, comienza a sentir y a volverse sensibles.

Cuando confías, significa cerrar los ojos, por eso se dice, que la confianza es ciega. Pero también, cuando cierras los ojos, sucede una transformación interna, la energía que va al exterior a través de los ojos, se dirige hacia dentro, cambia de dirección.

La energía tiene que fluir, pues, la energía no puede estar estática, si cierras una salida la energía busca otra salida, de modo que cuando cierras los ojos, la energía que estaba moviéndose a través de los ojos comienza a regresar y esa energía golpea tu tercer ojo, el tercer ojo no es algo físico, es solo la energía que fluye a través de los ojos hacia los objetos, ahora regresa a su fuente y se convierte en el tercer ojo, la tercera forma de ver el mundo.

Solo a través del tercer ojo, Jesús es percibido, si no despiertas ese tercer ojo, Jesús estaba ahí pero tú no te darás cuenta. A si le sucedió a Jesús en su propio pueblo, la gente pensaba que el, era simplemente el hijo del carpintero José, nadie pudo reconocer lo que le había sucedido a este hombre, el ya no era el hijo del carpintero, el se había convertido en el hijo de Dios, pero eso, es un fenómeno interno y cuando Jesús declara: “ Mi padre esta en los cielos “, la gente se reía y le decía “ o te has vuelto loco, o eres un tonto , o eres un hombre muy astuto :” ¿ como puede el hijo de un carpintero, repentinamente convertirse en el hijo de Dios ?”

Es que en esa época sabían que el cuerpo nace del cuerpo, no sabían que el ser interno, nace del espíritu Santo, de lo divino, pues para eso, primero tienes que adquirir los ojos para ver, los oídos para escuchar.

Es un asunto difícil entender a Jesús, tienes que pasar a través de un gran entrenamiento. Es como entender la música clásica,por ejemplo, si de pronto, alguien te permite escuchar música clásica, después de haber escuchado por mucho tiempo música de rock, te preguntaras ¿que tontería es esto?

De modo que tienes que entrenar, por muchos años, a tus oídos, para aceptar lo sutil y podrás luego establecer la diferencia, entre ruido y música. Pero la música clásica no es nada comparada con Jesús, porque el la música cósmica, tienes que estar tan silencioso, que ni siquiera haya vibración de un pensamiento, solo entonces podrás entender a Jesús, podrás conocerlo.

Es por eso que Jesús siempre repetía: “Quienes tengan ojos ¡vean ¡ quienes tengan oídos ¡escuchan ¡” pues, porque él esta hablando sobre otra dimensión de entendimiento, que solo un discípulo puede entender .

Muy pocos entendieron a Jesús ¿quienes son aquellos pocos? fueron gente ordinaria, como un pescador, un labrador, un zapatero, una prostituta, gente común ¿porque esta gente pudo entender? Debe haber algo “extraordinario” en el hombre común y ¿que es?

Es la humildad, la confianza, porque, cuando mas entrenado estas en tu intelecto, mas desconfiado eres, El labrador confía, el siembra las semillas en el campo y confía que brotaran cuando venga la estación apropiada.

Espera y crea, vive con las plantas, con los ríos y montañas no tiene necesidad de dudar, no necesita de ninguna seguridad, no necesita de ninguna armadura que le proteja.

Es por eso que cuando viajas a la sierra, a las montañas, te sientes libre, porque puedes dejar la armadura a un lado, en igual forma, cuando vas al mar.

La gente que vive con la naturaleza es mas confiada, de modo que es casi imposible que Jesús nazca en Nueva York, los fanáticos de Jesús, si y estos fanáticos son solo neuróticos y Jesús es solo una excusa, de modo que si naciera en estos lugares, nadie lo escucharía.

Jesús nació en una época sin tecnología, sin ciencia, vivió toda su vida con los pobres, con la gente simple, ellos podían confiar, pues vivian en contacto con la naturaleza. Jesús llega al lago un día, es de mañana, dos pescadores están ahí, acaban de tirar sus redes para pescar y Jesús les dice : ¿ porque están desperdiciando sus vidas ? yo puedo hacerlos pescadores de hombres , ¡ vengan, síganme ¡

Si te hubiera dicho a ti, cuando estabas sentado en tu oficina o en tu negocio, le habrías dicho ¡ fuera de aquí ¡¡no me hagas perder el tiempo ¡ en cambio, esos dos pescadores, miraron a Jesús sin ninguna duda, dejaron sus redes y siguieron a Jesús .

Esto es lo que hoy conocemos como confianza, pues, no le conocían, no era de su pueblo, nunca le habían escuchado ,sin embargo, lo siguieron, fue suficiente la invitación, pues, miraron a Jesús, sintieron su sinceridad y le siguieron.

Esto es confianza, ellos vieron a Jesús, lo escucharon y lo siguieron, sin voltear atrás. Una mente que duda, siempre esta mirando hacia atrás y pensando si es correcto lo que hizo, o incorrecto.

Si sigues a un hombre como Jesús, tarde o temprano el se volverá contagioso, pero tienes que seguirlo desde el comienzo. Tarde o temprano sentirás que es el hijo de Dios, no solo eso, a través de èl, te darás cuenta que ustedes también son hijos de Dios, pero al principio tendrán que confiar, si al principio hay duda, las puertas estarán cerradas, pues, confianza significa, no regresar hacia atrás.

Si sigues a un hombre como Jesús, tarde o temprano el se volverá contagioso, pero, tienes que seguirlo desde el comienzo, tarde o temprano sentirás que es el hijo de Dios, no solo eso, a través de él, te darás cuenta que todos somos hijos de Dios, para esto, tendrás que confiar, si dudas, las puertas se cerraran .

Como veras, esta relación entre maestro y discípulo ha desaparecido, debido a los tres siglos de éxito de la ciencia, que ha hecho milagros, solo que no ha agregado, ni un pedacito de felicidad al ser humano, por el contrario, la felicidad ha disminuido , de modo que a mas tecnología, mas comodidad ,pero, menos felicidad, pues, cuantas mas cosas pueden ser hechas por artefactos mecánicos, serás menos necesario y cuanto menos necesario eres, mas inútil te sentirás y tu vida pierde su sentido.

Tarde o temprano, el computador lo hará todo y te remplazara en todo y ya no serás necesario. La felicidad surge de sentirte necesario, cuando eres necesario, te sientes feliz, sientes que tu ser tiene significado, que tu vida tiene un significado, que sin ti, las cosas serian diferentes.

Pero ahora, sin ti, nada es diferente, mas bien, las cosas serán mejores sin ti, porque las maquinas pueden hacer todo mejor que tu; tú eres un obstáculo, algo arcaico.

El hombre es la cosa más obsoleta , hoy en día, porque todos los años sale, una nueva edición de todas las cosas. Solo el hombre permanece igual. En medio de tantas cosas nuevas, tú eres la única cosa vieja ¿como puedes ser feliz, si sabes que nadie te necesita? ¿Si sabes que eres una carga? .

Por eso Hillel un místico judío decía “No pienses que solo yo te necesito, tu también me necesitas, sin mi ,no serás nada. Si Hillel no esta ¿quien orara ? ¿Quien te venerara? soy una necesidad, de modo que :

¡Yo te necesito, tu me necesitas ¡

, ,

No hay Comentarios