Archivo etiqueta sociedad

LA IMAGEN DEL HOMBRE Y EL MUNDO ACTUAL

“L a persona mas patética del mundo, es aquella que tiene vista y carece de visión”
Hellen Keller

La psicología moderna describe los arquetipos como expresión del subconsciente colectivo, conceptos que son a la vez, imágenes y emociones. Toda imagen, sea oral o visual, carece de un significado, si no tiene un valor añadido. Nuestro mundo actual, sin mitos ni dioses, se ha empobrecido con respecto al mundo antiguo.

Hoy, se trata de vender “el producto “, una idea política, una orientación social y no de “salvar o redimir”como en antaño .En las religiones antiguas, la palabra y la imagen representaban para el hombre, algo mas que lo que hoy representa, el anagrama comercial.

Lo importante era el símbolo, la palabra trascendente o el nombre, pues este, expresaba toda la carga emocional que el mismo transportaba, al vincular al hombre con el cosmos, solo el jefe del clan conocía el verdadero nombre de las cosas, conociendo la palabra, el hombre enuncia lo que esa cosa significa y debe restringir el uso de ese nombre o disimularlo.

Con el paso de los siglos y con la influencia social de las grandes religiones, se vulgarizaron los símbolos y estos perdieron todo su significado, de modo que, el vínculo con el cosmos se fue perdiendo, hasta casi desaparecer por completo.

Hoy, el hombre ya no tiene dioses a los que invocar, no reconoce símbolos, ni a los arcanos.

Estamos bajo el influjo de un nuevo “modelo cultural”, se trata de un cambio acelerado, según la UNESCO en el siglo XX, se han realizado mas inventos que en los 19 siglos anteriores y en la década del 80 se han realizado mas avances técnicos, que en las 7 décadas anteriores, los medios de comunicación tienen un alcance universal y estos, han contribuido a globalizar la información.

En el siglo XVI las nuevas ideas filosóficas o artísticas llegaban como máximo al 2% de la población mundial, hoy una idea de “ vanguardia”, para mañana resulta una “ idea de masa “, como diría Thailhard de Chardin “ la era de las Naciones ha pasado, marchamos hacia la edificación del espíritu unánime de la tierra”.

Es un cambio radical, que esta trastornando valores ancestrales y esta llevando a estructurar una nueva escala de valores, nuevos criterios, desde los cuales se juzga hoy la realidad.

Este cambio no es homogéneo y produce nuevas realidades, como sociedades opulentas y supertecnificadas frente a pueblos hambrientos y subdesarrollados, instituciones científicas culturales y artísticas mas perfeccionadas frente a la ignorancia y analfabetismo, sociedades adultas y maduras frente a grupos sociales, todavía esclavizados por tabúes supersticiosos grupos que respetan y promocionan los derechos de la persona y los que sistemáticamente, los cancelan ,instituciones que trabajan por la paz y las que provocan guerras absurdas que deshumanizan al hombre y así vemos que cada vez se conquistan el espacio, pero, no logramos resolver los problemas de nuestro planeta.

De lo dicho se deduce, que es evidente que hay una nueva relación del hombre con el mundo y por lo tanto, que configura una nueva imagen de si mismo .Cuando el hombre primitivo despertó a la autoconciencia, se sintió como desvalido frente a la naturaleza, que le resultaba misteriosa y hasta hostil.

No conocía las leyes que rigen este mundo y llego a considerarse como un engranaje de este mecanismo, del cual, no sabia como zafarse. Dependía de los ciclos de la naturaleza y a su vez, veía a la naturaleza poblada de fuerzas superiores .

A partir del renacimiento, el hombre comienza a distanciarse de la naturaleza, a verla como algo que esta “delante de el”y comenzó a dominarla. La introducción de las matemáticas en la física, ha hecho posible la técnica, que manipula la naturaleza.

La industrialización ha provocado una progresiva toma de conciencia, por parte de los hombres, de su responsabilidad, frente a la construcción del mundo y de la historia. La tecnología es el soporte de la sociedad actual y fue la primera revolución que sustituyo la fuerza física, por los motores.

La segunda revolución la realizan los ordenadores electrónicos, que sustituyen al cerebro humano, simulando infinidad de procesos mentales, que han producido un cambio radical de la relación del hombre con el mundo, pues, el hombre se siente, cada vez más un constructor autónomo y responsable del mundo.

De la concepción del mundo y de la existencia como naturaleza estática, divinizada, en la que todo ocurre sin que se pueda remediar, una naturaleza a la que hay que admirar, respetar y dado el caso, soportar a la concepción del mundo, como una historia dinámica, librada al dominio de la libertad del hombre.

Como diría Max Waber “se produjo el desencantamiento de la naturaleza”, pues, mientras la primera concepción tiende a sacralizar la naturaleza, la segunda concepción es desacralizante, separa lo religioso de lo secular y acentúa la autonomía del hombre, que lo considera regido por leyes propias.

Hoy por hoy, el mundo se presenta como algo abierto y sometido al hombre, una realidad por hacer, por construir, por crear, con la libre colaboración de todos. El hombre debe transformar a la sociedad, no aceptarla.

La mirada del hombre ya no se dirige hacia atrás, sino, hacia delante. La edad de oro ya no esta en el pasado, sino, en el futuro, que en gran parte, depende de nuestra libertad.

Nuestros antepasados temían a la naturaleza, hoy nos tenemos a nosotros mismos, es por eso que el hombre no se hace libre cuando se torna egoísta, sino, cuando llega a encontrar el gran contexto al que pertenece.

La bomba atómica, como la injusticia, produce cada vez mas hambre y miseria y nos amenazan, solo porque las carencias morales de los que nos han dirigido hasta hoy, nos han conducido a este abuso de las posibilidades y potencialidades humanas y se seguirá incrementando, si no ocurre algo decisivo en sentido contrario .

La gente común no es capaz de ver el daño que estamos produciendo, con la contaminación, pues, están ocupadas en su lucha diaria, para sobrevivir en esta jungla de concreto .De modo que, como diría Teresa de Calcuta :

¡Si cada uno barre la puerta de su casa , el mundo entero estará limpio ¡

,

No hay Comentarios

Comunidad Terapeutica y Sociedad

 “ Algunas personas nunca aprenden nada, porque lo comprenden todo, demasiado pronto ”

                                        Alexander Pope

El avance de la Cultura y el Conocimiento Social  mas profundo, permite a los miembros de una sociedad tomar conciencia  de lo que es una Comunidad, al punto tal, que algunos comienzan a señalar, que la Comunidad es una multitud de Conciencias y este hecho ,en consecuencia, ha permitido rescatar de las sociedades ,una visión mas dinámica de lo que debe ser un hospital psiquiátrico, cambiando de la atención por la enfermedad mental, hacia una preocupación mas genuina por el enfermo mental y la colectividad en que vive, o procede.

La hospitalización de un paciente psiquiátrico supone, además de la enfermedad que padece ,un cambio de su hábitat social en la que el paciente se desenvuelve ,que es, la  Comunidad Social donde vive, con sus hábitos y costumbres establecidos en su familia y su ambiente,  a la Comunidad hospitalaria donde ingresa, en donde tiene que aprender los usos y costumbres para integrarse ,a esta nueva comunidad y de la misma manera que un paciente con tuberculosis ,debe ser hospitalizado en un ambiente no contaminado, el paciente psiquiátrico debe ser hospitalizado en un ambiente diferente, cuya estructura sea diferente, relajante e integradora, en otras palabras, una Comunidad Terapéutica.

La Comunidad Terapéutica es una forma nueva de orientar la terapéutica siquiátrica, aplicada al conjunto  de la sociedad hospitalaria, en el que la estructura social del pabellón u hospital, así como sus integrantes, sean pacientes, médicos, personal administrativo, etc, se organizan para generar un ambiente tranquilizador y reeducativo de su trastorno de conducta. Leer el resto de la entrada »

, ,

No hay Comentarios